Un modelo a seguir

Devocional 8

“Hermanos, sigan todos mi ejemplo, y fíjense en los que se comportan conforme al modelo que les hemos dado” Fil. 3:17

 

El Apóstol Pablo nos da un modelo de misión y cooperación para seguir. Podemos sugerir que el apóstol está definiendo el rol de la cooperación y su representación con la palabra comunión (Fil. 1:5). Los Filipenses “participaban en el evangelio desde el primer día” (1:5) sosteniendo a Pablo (Fil. 4:14-16). Se puede hablar de “comunión”. Koinonia es la palabra neotestamentaria traducida como “comunión”, “compartir”, “contribución”, “común”.

 

Queda claro la idea de compartir algo, una empresa, un propósito, una experiencia, el dinero, debe ser compartido. Lo que se comparte primero en el contexto de la iglesia es la fe. Lo que sale de la koinonia de la fe es la koinonia de la obra. El compartir la fe viene primero y define la cooperación práctica, pero la fe común debe tener una salida a la participación práctica y esta participación en la práctica tiene consecuencias concretas[9]

 

Preguntas para la reflexión
¿Estamos abiertos a tener comunión, compartir, participar y contribuir con otras iglesias del pueblo, ciudad y región? ¿Qué implica?

 

Por Carlos Scott
Misión Glocal